Paisajes históricos

El Pla de Petracos

Un santuario de arte rupestre

El santuario de arte rupestre del “Pla de Petracos” está compuesto por ocho abrigos, que poseen pinturas rupestres macroesquemáticas.

Estos abrigos se abren en el Barranc de Malafí en el Pla de Petracos, ubicado dentro de las pequeñas sierras calcáreas del nordeste de la provincia de Alicante (a unos 500 m.s.n.m.), no lejos de la costa. El paisaje presenta vegetación rala mediterránea y está caracterizado por la aparición de barrancos con actividad hídrica estacional.

El arte Macroesquemático se distribuye en estos abrigos poco profundos y de dimensiones reducidas, de manera que un solo motivo o la asociación de unos pocos cubren por completo el espacio disponible. La técnica utilizada es siempre la pintura en rojo, representándose figuras humanas con la cabeza a modo de círculo de trazo grueso, los brazos se representan levantados con la mano abierta en la que se indican los dedos. El cuerpo se dibuja con un trazo ancho sin detallar la anatomía o con algunos trazos que delimitan el contorno exterior. También se representan figuras geométricas, siendo las más abundantes las líneas gruesas sinuosas como los serpentiformes verticales o representaciones que podrían ponerse en relación con diferentes partes del cuerpo humano, como las terminaciones radiales que recuerdan los dedos de los antropomorfos.

El tema central representado es la figura humana con los brazos levantados, que asume un papel de orante, lo que evoca un carácter religioso. Algunos serpentiformes han sido interpretados como representaciones de vegetales en crecimiento. Ambos motivos, orantes y temas vegetales, formarían parte del mundo simbólico de las primeras comunidades agrícolas asentadas en la zona hace siete mil años. Se representan la fecundidad y de la fertilidad como valores principales de los primeros agricultores y pastores, al mismo tiempo que se sacraliza el ciclo agrícola.

El arte macroesquemático es la prueba más evidente de la nueva religiosidad neolítica ligada a preocupaciones de tipo agrícola, adquiriendo estos yacimientos el carácter de santuarios, especialmente el conjunto del Plá de Petracos, donde se agrupan a modo de retablo en torno a la figura central de un gran ídolo Abric V los restantes temas.

La comparación de los motivos representados en estos abrigos con algunos de los motivos plasmados en las cerámicas neolíticas cardiales, permitió determinar con mucha precisión la cronología de este peculiar estilo artístico del Neolítico levantino.

Actualmente se acepta que el arte macroesquemático posee una cronología anterior al conocido arte levantino, con fechas de entre 7.500 y 6.500 años antes del presente.

 

Elena Grau
Departament de Prehistòria i Arqueologia
Universitat de València

Compartir:

Fotos

Pintura rupestre en el Pla de Petracos (foto Miguel Lorenzo).El Pla de Petracos (foto Miguel Lorenzo).El Pla de Petracos (foto Miguel Lorenzo).

Mapas

El santuario de arte rupestre del “Pla de Petracos” está compuesto por ocho abrigos, que poseen pinturas rupestres macroesquemáticas. Estos abrigos se abren en el Barranc de Malafí en el Pla de Petracos, ubicado dentro de las pequeñas sierras calcáreas del nordeste de la provincia de Alicante (a unos 500 m.s.n.m.), no lejos de la […]El santuario de arte rupestre del “Pla de Petracos” está compuesto por ocho abrigos, que poseen pinturas rupestres macroesquemáticas. Estos abrigos se abren en el Barranc de Malafí en el Pla de Petracos, ubicado dentro de las pequeñas sierras calcáreas del nordeste de la provincia de Alicante (a unos 500 m.s.n.m.), no lejos de la […]

Citas

Hernández Pérez M. S. y Martí Oliver, B. (2000-01). El arte rupestre de la Fachada mediterránea entre la tradición epipaleolítica y la expansión neolítica.

“Es significativo el reducido número de orantes, que sólo se han podido constatar en tres yacimientos, precisamente aquellos —La Sarga (Alcoy, Alicante), Pla de Petracos (Castell de Castells, Alicante) y Barranc de l’Infern (la Vall d’Ebo, Alicante)— que parecen encontrarse en los bordes exteriores del territorio ocupado por este tipo de arte.

...No es el caso de aquellos motivos que por algunas de sus características formales se han considerado antropomorfos, como los motivos en X o en doble Y, similares a otros del AE tradicional, pero aquí ejecutados con técnica macroesquemática; o de uno de los motivos del Abric VII del Pla de Petracos que, pese a no conservar la cabeza y al extraño desarrollo de sus brazos, con “cintas” colgantes similares a las de la figura humana que está encima del orante
del Abric V del mismo conjunto.”

Bibliografía

HERNÁNDEZ PÉREZ, M. S., FERRER, P. Y CATALÁ, E. (1988).

Arte rupestre en Alicante, Alicante, Ed. Fundación Banco Exterior y Banco de Alicante.

HERNÁNDEZ PÉREZ M. S. y MARTÍ OLIVER, B. (2000-01).

El arte rupestre de la Fachada mediterránea entre la tradición epipaleolítica y la expansión neolítica. Zephyrus 53-54:241-265.

HERNÁNDEZ PÉREZ, M. S. (2003).

Las imágenes en el arte macroesquemático. En Tortosa, T. y Santos Velasco, J. A. (coord.): Arqueología e iconografía: indagar en las imágenes. pp. 41-58. Ed. L’Erma di Bretschneider. Italia.

HERNÁNDEZ PÉREZ, M. S. (2004).

Pla de Petracos, Patrimonio de la Humanidad (Castell de Castells, Alicante), Alicante, Ed. Diputación de Alicante.

HERNÁNDEZ PÉREZ, M. S. (2009):

Arte rupestre postpaleolítico en el Arco Mediterráneo de la Península Ibérica. Balance de 10 años de descubrimientos y estudios. in López Mira, J.A., Martínez Valle, R. y Matamoros, C. (eds): El arte rupestre del arco mediterráneo de la Península Ibérica. 10 años en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco. pp. 59-80. Generalitat Valenciana.